Ken Liu entró a formar parte de la antología gracias al buen hacer de uno de nuestros colaboradores más dinámicos: Elías F. Combarro, alias @odo. En febrero de 2012 Elías publicó una muy interesante entrevista con el autor en su recientemente estrenado blog bilingüe Sense of Wonder.

Liu es un norteamericano de ascendencia china cuya identidad cultural mestiza queda patente en buena parte de su producción literaria Su ficción (no sólo escribe fantasía y ciencia ficción, también cuentos realistas y poesía) posee además un componente humano y especulativo de un enorme nivel, por lo que algunos se han atrevido a compararlo con Ted Chiang. En todo caso, es un escritor en alza que ha publicado numerosos cuentos en los principales medios impresos y online de los Estados Unidos durante los dos últimos años, traduce esporádicamente al inglés obras de autores chinos y arrastra a gran cantidad de seguidores en redes sociales, principalmente Twitter.

Como es lógico, su narrativa despertó inmediatamente mi interés y al poco había leído sus dos historias nominadas al premio Nebula del presente año: “The Paper Menagerie” en la categoría de cuento corto y “The Man Who Ended History: A Documentary” en la de novela corta. A decir verdad, ambos relatos me fascinaron.

Sin perder más tiempo me puse en contacto con Elías y le ofrecí un puesto como “ojeador” de material anglosajón para nuestra incipiente antología, al que sumamos la tarea de promoción internacional (está muy bien relacionado en Twitter). Elías me puso en contacto con Liu y enseguida cerramos un acuerdo de publicación para los citados cuentos. El escritor chino-americano demostró ser una persona sencillamente encantadora, muy amable y generosa, a quien encantaba la idea de que sus relatos fuesen traducidos al castellano por vez primera (que no en España: “The Literomancer” está traducida al catalán).

¿Por qué esos relatos y no otros? Bien, por supuesto barajamos otros cuentos: “The Five Elements of the Heart Mind”, “Tying Knots”, “The Literomancer”, “Staying Venid”, “Simulacrum”, “Memories of my Mother”… todas grandes historias que me gustaría ver algún día publicadas en español aunque, no obstante, seguía prefiriendo las primeras, que además eran finalistas del premio Nebula con el plus de comercialidad que ello supone. Faltaba decidir qué historia de ambas se incluiría en el primer volumen, y ello dependía fundamentalmente de la negociación acerca de la publicación de The Lifecycle of Software Objects: si conseguíamos publicarla en el primer volumen, incluir dos novelas cortas sería excesivo y el peso otorgado a la narrativa anglosajona superaría al original en castellano, lo que contravenía uno de los objetivos fundacionales de la antología como era la promoción de material autóctono. Finalmente, la obra de Chiang entró y el cuento de Liu elegido para este primer volumen fue “The Paper Menagerie”.

En una antología que se define de ciencia ficción contemporánea, esta historia cuenta con el pequeño “handicap” de no ser un relato de género sensu stricto sino un relato de fantasía que, eso sí, habla de la importancia de las raíces frente a la sociedad global a la parecen abocados todos los pueblos, realiza una descripción perfecta de nuestro presente cambiante y supone una magnifica forma de reflexionar acerca de nuestro futuro sin necesidad de gadgets tecnológicos. Creemos que los lectores entenderán las razones de su inclusión, que personalmente considero muy acertada.

Cuando lo seleccionamos, este cuento era “únicamente” finalista del premio Nebula, aunque posteriormente fue nominado a los Hugo, Locus y Theodore Sturgeon Memorial (de momento). A nivel personal, fue una experiencia sumamente gratificante seguir online la ceremonia de nominación y entrega de los Nebula y Hugo, y felicitar al instante (vía Twitter) a algunos de los galardonados, Liu entre ellos por su doblete, ¡y recibir poco después su respuesta! La globalización no deja de tener sus cosas buenas.

La inclusión del relato de Liu dejó fuera un par de cuentos de dos grandes escritoras que nos gustaban mucho y que deberán aguardar por tanto a próximas entregas. Como les avancé en una entrada anterior, los relatos anglosajones del segundo volumen están prácticamente decididos, y si este primero goza del suficiente éxito como para convertirse en la primera de una serie de antologías, “The Man Who Ended History” será incluida como historia central del siguiente volumen, una obra finalista de los premios Hugo, Nebula y Theodore Sturgeon Memorial, que documenta las espeluznantes atrocidades cometidas por el Escuadrón 731 del ejercito japonés en el desarrollo de armas biológicas antes y durante la Segunda Guerra Mundial, y que plantea una interesantísima línea paralela en la que se pone en tela de juicio la utilidad de la Historia.

Liu supone a mi juicio un contrapunto ideal al estilo más racional y estoico de Ted Chiang. En cualquier caso, cada uno en su estilo, son dos magníficos escritores con los que hemos tenido el honor de contar en este lanzamiento editorial que, espero, sea del agrado de todos ustedes. Claudia de Bella ha traducido este relato para todos ustedes.

 

Por último, una confesión personal: gracias a los cuentos de Liu comencé a leer narrativa original en inglés de forma regular; de momento solo ficción breve, que ahora ocupa una parte significativa de mi tiempo de lectura, con la que pude votar algunas candidaturas de los premios Locus. Una vez más se demuestra que querer es poder.

 

Mariano Villarreal

 

Anuncios